Fandom

Wiki MangaFree

Super Nuclear Activity ~Meka~/Especial 1

< Super Nuclear Activity ~Meka~

929páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios7 Compartir

Entrega Especial 1

¡Bien! Como todos saben, deben de haber capítulos especiales. En el anime, llamados OVA.

En la primera entrega, estableceré la biografía de Martín. Será narrada tanto como en tercera persona (normal) como en primera (aparecerá el texto en cursiva). ¡Diviértanse y gracias por leer!


Biología 1: Nacimiento


— Cariño, vamos al hospital.

En el vientre de la mujer, estaba el feto; aunque ya se le puede llamar niño. La mujer había roto agua y estaba tirando del brazo de su supuesto marido, tumbado en el sofá todo espatarrado.

— ¿Estás lista?

La mujer puso cara de "Ya veremos" y sonrió.



— Ahora, empuje fuerte. ¡Tiene que ayudar a su hijo!

El hospital estaba al lado de una central térmica. Era el único del pueblo, y no tenía mucha fama de buen hospital. La mayoría de los niños solían nacer con problemas mentales, algo muy traumante para la mujer que estaba en parto.

— ¡Ah! ¡Es que no puedo!

— ¡Vamos cariño!

— Usted cállese —dijo la enfermera, refiriéndose al padre—. Su mujer está perfectamente.



La enfermera depositó al bebé en brazos de su madre.

Era lindo.

Tenía las mejillas coloradas, y tras haber estado llorando tres horas (por muy exagerado que sea, es la realidad), estaba totalmente tranquilo y se movía.

Había sido un milagro que no naciese mal, ni con deformación, ni nada por el estilo. Eso hizo sonreír a la madre.

— Qué colorado que está...

— Antonio, por favor. Estoy intentando descansar y si sigues hablando como un loco me va a dar un patatús.

— Siempre fuiste así, mujer...

El doctor entró, con las gafas rotas y dando un portazo.

— ¡Deme a ese niño!

— ¿Q-qué ocurre? ¿Hay algo malo?

— ¡¡¡DÉMELO!!!

La mujer no pudo aguantar al niño. El doctor lo arrancó de sus brazos y se lo llevó corriendo. Dos de las enfermeras auxiliares corrieron tras él, y una de ellas con un papel en la mano, con información del bebé.



Antonio se paseó por el laboratorio, con cara de estirado de la vida.

Unos cuantos chavales universitarios estaban ayudando a el doctor con sustancias y algo así, indefinido. Eran de color rojo, naranja y amarillo. Antonio sonrió al ver que una sustancia amarilla se situaba entre dos rojas, asemejándose a la bandera de su país natal.

— ¿Qué hace usted acá? —preguntó uno de los científicos, atónito por ver al padre del niño, divagando tan tranquilamente por un lugar de trabajo tan sofisticado.

— Quiero ver a mi niño. Ahora.

— Bueno, venga por aquí.

El científico recorrió entre grandes generadores y máquinas extrañas, sustancias, petróleo, cables enredados y grandes tubos por los que pasaba un líquido naranja. Al principio de aquel tubo había un cable, el cual llegaba hasta... el brazo de su hijo.

— Eso naranja... ¿viene de mi hijo...?

— Es su sangre. ¿Curioso, verdad? Le explico.

El científico le hizo una seña a Antonio para que se sentase en un sillón enfrente de su escritorio. El mayor de edad tecleaba rápidamente en el ordenador (que en aquel tiempo eran cajas enormes), y apuntaba todo en un papel con tinta roja.

— Quiero que vea y atienda —se apartó del ordenador—. Su hijo ha nacido junto a una central nuclear térmica. Esta radiación que desprende la central ha llegado al niño desde que seguía en el vientre de su madre. Este niño tiene poderes. Puede controlar la temperatura, sobre todo aumenta si se enfada, disminuye cuando está cansado, se mantiene normal cuando está feliz y cuando llora, puede llegar a hacer al Sol apagarse. Les ruego que por favor regulen este tipo de poder sobrenatural, y que cada día trabaje más con sus poderes, para poder lograr el control absoluto.

Antonio estaba atónito. No podía creerse todo lo que el señor le había soltado en un minuto.

Repentinamente, el niño que estaba dormido en la cama, se levantó, quitándose y arrancándose de cuajo todos los cables.

— Olvidé decirle, su hijo está completamente desarrollado y de hoy a mañana puede llegar a crecer un metro.

— ¡¿Cómoooo?!



El niño ya tenía ocho años. Como le recomendó el médico, tenía un entrenamiento exclusivamente intensivo para manejar su poder con total facilidad.

Cada vez le daba mejor utilidad, sobre todo para hacer el bien.

En su colegio, todos le trataban como un supuesto superhéroe.

Él se creía el mejor, pero no le quitaba que era buena persona.

Era una buena sensación, eso de poder ayudar a las personas... al menos durante esa edad.

Continuará en el siguiente tramo de biografía...

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar