FANDOM


TTSNA.png
Capítulo 34: Geranios
Gemi.full.1236662.jpg

I (Javiera) Editar

Debo dejar de pensar en cosas surreales. La envidia me come y a la vez mi odio, haciendo reventar el espejo que me hacía bonita. Esos fragmentos de espejo caen con fuerza sobre mi piel, clavándose y amenazando con no salir de ella.

Pero muchos de ellos ya avisaron y no traicionaron. Han penetrado en mi piel hasta clavarse en mi corazón y cerebro, encogiéndolos y haciéndolos más miserables de lo que son. Haciéndome pensar en, realmente, quién soy.

Esos geranios que se asoman por las ventanas mirando a los nuevos forasteros que entran a su territorio, asustados, pensando que alguien es capaz de comerles. Pensando en qué hacen allí.

Esas flores de vivos colores pero de negros pasados, sedientas de agua y de amor y cariño.

De ese tipo de flores soy yo.

De flores que vacilan con sólo un soplido de aire. De flores que sufren porque son regadas con demasiada agua, luego son atacadas y abandonadas.

Y con qué cruel armada.

II (Martín) Editar

Dulces y dichosos tales ojos. Dulces y dichosos los sentimientos que me hacen sentir tan asqueroso. Bonitos y crueles pensamientos pasan por mi mente, haciéndome creer que todos siguen a un solo Ente.

De esos Dioses que dicen que nos observaban, con máscaras y diferentes nombres los camuflaban. De todos esos prados de desesperación que se ahogan en la sequía, mover sus flores y bailar, solía.

Las manchas de colores que manchan mis ojos de color naranja, que algún que otro día fueron verdes... de tales ojos que no pueden quitarse a la misma cara,

dulces y dichosos los que la amaban.

III (Pedro) Editar

De velocidad y directo me conocían, pero nada de mí seguramente sabían.

En versos desordenados soy capaz de hablar, demasiado rápido salen del telar. Tengo que aprender a pensar y a mirar por mi siempre amar.

No todo es amor, dicen. No todo es vivir feliz, logro responder. Dos versos no necesitan rimar para ser compatibles, como todos lograban alguna vez ver.

IV (Miguel) Editar

De animales nací, de animales me crié. De animales lloré, de animales viví, de flechas morí y de angustias reviví.

No estoy en este mundo para fastidiar, aunque no me falta el gran pesar de mis lágrimas rodar.

Por mi simpatía y alegría me conocen, ni por mi interior ni mi pasado. Aunque algunos cuenta ya se hayan dado.

Por que dos personas sufran igual no quieren decir que sean los mismo. Ya que muy pronto podrían separarse del mismo istmo.

V (Julio) Editar

Con unas cuantas palabras mías queda concluido el corto y vago capítulo. Pero no voy a hablar en versos blandos, ni mucho menos.

Dicen las malas lenguas que aquel signo. Aquel rayo. Que aquella marca parpadea. Que mi vida está vacilando de un hilo. Que no se sabe dónde está Julio.

No necesitan saberlo.

¿Para qué recordar un elemento incorpóreo? ¿Para qué recordar la masacre? ¿Para qué recordarme?

Todos se preguntan lo mismo, pero no logran darles una respuesta.

Quiero crecer.

Quiero ser más maduro y dejar atrás mis 16 años. Quiero ser mayor para que se den cuenta de que estoy aquí, sigo vivo. No encontraron mi gema. Soy de los malos, dicen. ¿Qué malo? Estoy en contra.

En contra de que mis amigos se quieran sólo para joder, en contra de que sólo ellos puedan juntar sus labios como de silicona. Y luego cuando les pregunto, sueltan un "Eres demasiado pequeño". Me meo de la risa.

Pequeños son los sentimientos que quedaban por mí en el corazón de mi humilde hermano. Aunque en este mundo,

nadie es inocente.

Capítulo siguiente >

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar