FANDOM


Panter

-¡¡Ahhhhhhhhhhh!! - Grité de dolor -

-Aguanta cariño, ya casi está. - Dijo preocupada mi madre.-

Me estaba reparando las heridas de la anterior prueba, ya que tenía una gran púa de erizo clavada en la pierna derecha.

-Ya esta curado… Ahora tiene que cicatrizar la herida. - Recomendó mi madre.-

-¡Vale mamá!

Salí de casa, dirigiéndome al Salón de los Héroes, para asegurarme si habían llegado los demás participantes.

-¡Estos dos han hecho trampas! -Argumentó el Guardia.- Se han aliado para que la caza del Erizo Renzo sea más fácil para ambos.

-Mmm… Llevadlos al calabozo, después llamaremos al juez. -Dijo Hanks.-

Por lo que veo, de momento, solo estoy yo vivo… Al acabar de ver ese acontecimiento volví a casa preocupado por los dos chavales. Ellos solo quieren sobrevivir, da igual que se ayuden o no. Ya estoy suficientemente traumatizado con lo que ocurrió con el anterior participante en la prueba número uno.


A todo esto, sigo teniendo pesadillas, se repiten las mismas. Estoy empezando a creerme “la piedra de los sueños”. Antiguamente, cuando mi padre estaba en el reinado, siempre dormía junto a ella, depende lo buena o mala que sea la persona que la tiene, la gente soñará cosas bonitas o tendrá pesadillas. Yo me acuerdo que cuando estaba mi padre, soñaba siempre cosas alegres, bonitas… Pero cuando Hanks lo mató y se hizo con el poder y la piedra, siempre son pesadillas. Pesadillas para mi y para toda la gente de Panter. Esto se tiene que acabar.

Debería de plantearme de asesinar a Hanks, por mi padre y por toda la gente inocente de Panter. Aunque primero tengo que superar las dichosas pruebas. ¿Mañana seguiré vivo? ¿O estaré muerto y me comerán los parásitos?


-¡Enzo! - Dijo Tania por detrás.-

-¿Qué?

-¿Me puedes acompañar al río?

-¿Vamos ha hacerlo otra vez? - Pongo cara de pervertido.-

-No, no… Quiero decirte una cosa. Ambos, vamos juntos hacia el río. Aún nadie sabe que estamos juntos. Y mucho menos que lo hemos hecho.

-Te quería decir una cosa… Tú sabes que hace tiempo, aproximadamente un mes, en la orilla del río, hicimos eso...

-¿Te has quedado insatisfecha?

-No, no, si eso fue genial… Te quería decir que…

-¿Qué?

-Estoy embarazada… - Argumentó Tania.-

En ese momento tuve una sensación a la vez de miedo y euforia. La verdad que no sabía como reaccionar ante los hechos.

-¿Enzo? ¿Estás ahí? - Preguntó Tania asustada.-

-¿Ehh…? ¡Ahhh! Si, si. Estoy muy contento de la noticia.

-Enzo… Si superas las pruebas… ¿Me escogerás a mí como tú mujer? ¿O hay otra? Cómo últimamente no me acompañas, no me pasas a recoger, siento que te incomodo…

-¿Pero como va a ver otra? Si por ti daría la vida…

-…

-Verás… Lo estoy pasando muy mal… A nivel psicológico y físico. No puedo estar mucho tiempo activo, a demás, si nos ven juntos probablemente nos matarán. ¿Lo entiendes?

Tania simplemente no dijo respuesta, simplemente se giró y se fue dirección a casa. La verdad que no entiendo su comportamiento, supongo que será el embarazo… Aún no me lo creo, voy a ser papá. Ahora si que no puedo fallar. Si fallo, morirá Tania y ese embrión que tiene derecho a vivir.


Al día siguiente, me levanto y me pongo un vestido que hizo mi madre, es una prenda color verde hoja, para que me pueda camuflar bien de los guardias que me estarán buscando durante todo un día. Gracias mamá, por todo lo que estas haciendo por mi.

Nada más salir de casa, veo como los guardias llevan en brazos a un participante. Supongo para arrojarlo al precipicio. Parece ser que le han declarado culpable. Pero al otro participante estaba esperando en el Salón de los Héroes. Solo quedamos 2. Espero no morir.

-Bienvenidos participantes, jueces y público. Hoy estamos aquí reunidos para ver la capacidad de camuflaje que tienen nuestros queridos participantes. Soltaremos nada mas ni nada menos que 20 soldados por todo Panter, tenéis una hora para esconderos lejos de aquí, de lo contrario, si os encuentran, tendrán el derecho de ejecutaros al instante. Recordad que al décimo golpe de bombo, debéis salir corriendo del Salón de los Héroes, en busca de un refugio. Si mañana, aproximadamente a esta hora volvéis aquí. Vuestra prueba se dará como válida y podréis pasar a la final. Buena suerte a los participantes. -Dijo Hanks.-

Al décimo golpe de bombo salí corriendo hacia la derecha del Salón de los Héroes, me dio suerte la anterior vez que fui por aquí. Aunque ahora hay que buscar un buen sitio.

Yo creo que lo mejor será moverse, no estar en un sitio fijo.

Estuve corriendo como 40 minutos seguidos, hasta que llegué a la falda de la montaña más cercana al poblado. Allí paré a descansar.

Al poco de parar escuché un ruido a lo lejos que parecía ser un disparo. Ese aviso significa que han soltado a los guardias. No me puedo quedar mucho más tiempo aquí.

Esta vez, el tiempo no me ha favorecido, tiene pinta de que vaya a caer lluvia torrencial. Estoy un poco jodido.

Tengo que darme prisa y recoger la cantidad de suministros para sobrevivir un día. Nada más recoger el quinto fruto, comenzó a llover. No es buena idea refugiarse en un árbol cuando hay tormenta, tengo que buscar una cueva o algo por el estilo.

Unos metros más a mi izquierda, observo lo que parece ser una entrada a una cueva. Voy rápidamente hacia allí. Al entrar dentro, no escucho nada al fondo de la cueva, no habita ningún animal. He tenido suerte de que la cueva esta deshabitada.

A las 2 horas escucho:

-¿Has encontrado alguien por aquí?

-No, no he encontrado a nadie.

-No se ve una mierda con esta lluvia y niebla.

-No creo que se hayan refugiado por aquí cerca, vamos a investigar por la falda de la montaña.

Menos mal que me moví rápido, esta vez he tenido suerte, pero a la próxima no. Tengo que volver a moverme.

A terminado de llover y sale el sol espléndido, voy a aprovechar el camuflaje que llevo para escalar un árbol e intentar beber agua de lluvia gracias a las hojas mojadas. Después de un largo rato escalando, llego a la cima del árbol y veo el atardecer en Panter. Antes de anochecer busco un lugar. He pensado en el pico de una montaña que hay a mi mano derecha. Creo que será un buen sitio para descansar. Llegué por la noche ,a demás, la montaña esta situada en una especie de micro-clima, el cual, coincide con el clima seco, por lo que estaré a salvo de los Erizos Renzos.

Poco tiempo estuve con los ojos cerrado, cuando de repente escucho...

-¡¡HEEY!! ¡ ESTA AHÍ !

Me levanté rápidamente y salí corriendo colina abajo, comenzó a llover y no veía nada más que sombras y siluetas. Hasta que llegó un momento que me tropecé con una raíz de un árbol y salí rodando cuesta abajo. Se me clavaban piedras, pequeñas astillas y muchos golpes… Cuando llegué abajo, solo escuchaba un gran pitido en mis oídos y estaba completamente inmóvil, solo podía esperar… Por suerte los había despistado.

Abrí los ojos y vi a un guardia apuntándome, pero no era un guardia cualquiera, si no que era mi hermanastro.

- Clava tú lanza en mi pecho… - Dije como pude.

- Estás en tú derecho… He perdido y me merezco morir… Al menos… Moriré con honor... – Dije tartamudeando y derramando lágrima tras lágrima.-

-…

¿Continuará..?

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar