FANDOM


Ya estaban a menos de media hora del fuerte de Rothirad; uno de los fuertes cercanos a la capital. Llevabamos varios días de camino desde que abatimos a aquel dragón. Raramente no habían recibido ningún ataque de los bandidos en la montaña; si bien sabían lo peligrosos que eran, ansiaban tener el dragón con él podrían comprar armas y armaduras con las que hacerse más y más poderosos, no sería la primera vez que pasara. Por eso mismo llevaban este orden: Kreidend habría la marcha, Shyr y Ketser iban a los lados de aquel enorme carro que llevaba el dragón y la balista; Lenka y Arks cerraban la marcha. Nodran iba subido con la ballesta en el carro tirado por bueyes.

Miré el fuerte y después el cielo.

-Llegaremos al fuerte al anochecer después de eso quedarían dos horas hasta nuestra casa en las afueras...-dije yo desde lo alto del dragón- Kreidend, ¿continuaremos de noche o pasaremos la noche en Rothirad?

-Mmmmmm-dijo pensativo- Iremos a casa, pero vamos a apretar el paso.

Con un asentimiento de cabeza general Nodran apremió a los bueyes.

Empezaba a anochecer cuando pasaron por debajo de la puerta fortificada de el fuerte de Rothirad; hubo saludos silbidos admirados por el dragón y muchos más cosas entre los soldados hasta que apareció Norb, el Sargento a cargo del fuerte.

-¡¡¡Todos de nuevo a sus puestos!!!-gritó el Sargento- ¡Ahora! Hola Kreidend.

-Hola, ¿que tal la situación por aquí?.-preguntó Kreidend-

-Ataques de bandidos a todas horas no se que quieren conseguir; vienen con espadas y cuchillos y unas cosas que llaman arcos.Vienen 100 y vuelven 13 y eso nosotros sin despeinarnos. Solo tres heridos; uno grave.

-Vale-dijo Kreidend con preocupación- Entonces nos vamos ahora mismo.

Norb les miró sin comprender pero dijo:

-Vale daos prisa y cerrad bien las puertas y ventanas y sobre todo haced guardias estos bandidos son impredecibles. Tenemos noticias hasta de incursiones en mitad de la ciudad...-dijo él-

-Adios.

Reanudaron la marcha bajo la mirada de los guardias. Le encantaba ir al fuerte, Norb solo habla con Kreidend y los soldados evitan a Kreidend; realmente divertido...

Llegaron sin problemas aunque estaban seguros de que les habían seguido.

Su "casa" era mas bien un pequeño fuerte;a pocos metros de la muralla de Riurth, tenía una muralla no muy grande ni alta de unos 8 metros lo suficiente para que no la escalasen los bandidos; con almenas y pinchos. El portón era de una madera muy dura y metal. El edifico era de piedra escalonado con unas terrazas con almenas. Aunque no se veía había muchas más defensas pues en las afueras y un botín como el que es piezas de dragón armas hechas con materiales de dragón etc tentaban a cualquiera. Pero nadie en su sano juicio les atacaría, eran muy poderosos con muy buenos contactos y muy buenas defensas. Por eso mismo Kreidend organizó turnos de vigilancia pues según Norb los bandidos estaban medio locos.

Se fueron a dormir y durante la noche hubo movimiento de los bandidos, a lo lejos, cerca de Rothirad. Acordaron que cuando fuesen a la ciudad avisarían a los guardias.

Al día siguiente decidieron que ese día prepararían todo para ir al Mercado Negro de Riurth al próximo día.

Por la mañana Lenka y Arks (que aparte de ser los operadores de la balista eran unos herreros envidiables) estuvieron reparando las armaduras afilando las armas etc . Kreidend, Shyr y Ketser prepararon y construyeron algunas defensas extras dada la repentina actividad de los bandidos y Nodran fue al fuerte a ver que había pasado durante la noche. Al parecer los bandidos habían echo una concentración mayor y habían tratado inútilmente de tirar la puerta abajo con arboles talados y escalar la muralla para tomar el fuerte. Según Norb fue realmente penoso ver como se estampaban contra la puerta y se caían de las escalas.Atacaban a lo loco, cargaban contra la muralla y los que llegaban al pie de la muralla se preguntaban que demonios hacían ahí. Dijo que no eran problema siempre y cuando no encontrasen a nadie que les dirigiese y que fuese listo. Si alguien les instruía en como construir máquinas de asedio y se reunían todos bajo un solo jefe con un poco de conocimiento de la estrategia podrían traer problemas al fuerte. Por eso Nodran se pasó todo el día cabalgando por los cuarteles de la Guardia para avisar y que reforzasen Rothirad y que preparasen un destacamento para que de acerse necesario atacar a los bandidos pudieran hacerlo,acordaron que sería un destacamento de caballería ya que los bandidos no tenían lanzas ni nada con los que bloquear una carga de cabalería.

También los más fuertes ( Kreidend, Ketser y Arks) hicieron el despiece del dragón para que fuese más fácil venderlo, aunque vender dragones era muy fácil mejor era dejarlo más fácil aún pues muy poca gente poseía la fuerza, destreza,conocimietos y herramientas como para descuartizar bien a un dragón.

Al final del día dos pequeñas pero sólidas torres defendían la muralla todas las defensas estaban a punto, la Guardia fué avisada de la situación de Rothirad, el dragón descuartizado y las armas, armaduras y munición fueron reparadas.

Por la noche volvió a verse mucho movimiento y un poco de fuego en Rothirad. Los refuerzos de la Guardia llegarían al próximo día. El verdadero problema era que Rassand, un país desértico, es casi en su totalidad un país sin ley. A la Guardia no le sobran efectivos pues ya es difícil mantener Riurth en orden. A ese paso volvería a ver otra de esas catastróficas pero necesarias campañas de reclutamiento.



Fin del capítuloAwesome_face.gif

Click aquí para ir a la página principal

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar