Fandom

Wiki MangaFree

Discovering the best writer/Prueba 1/De Meka

< Discovering the best writer | Prueba 1

929páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios7 Compartir
22.png

¡En fin! Ésta es mi entrada. Espero que les guste, lo hice en poco tiempo y no con mucho interés... pero le dediqué lo suyo... Como ven, me basé en la imagen que hay arriba. Me encantó. Así que decidí escribir algo sobre ella, incluyendo al Squirtle del hermano de la niña... ¡Bueno, no les spoileo! Espero que les guste~

full10:59

Elfen Lied - Lilium (music box) Extended

full


Un bosque. Un tipo de brisa que podría asustar a cualquiera, pero también llegando al punto de tranquilizarlo, hacerle cosquillas, hacer que cierto escalofrío incómodo recorra tu espalda. Era entonces cuando ella se sentía sola, era entonces cuando apareció en aquella orilla de la playa. Una mano humana se posó sobre su cabeza color verde.

— ¿Por qué tus pétalos están marchitos y desgarrados?

El pobre Pokémon miró con sus ojos verdes y centelleantes a la pequeña niña que se agachaba a su altura. A la altura del suelo. Del abandono.

Cradily no podía decir nada. Era un Pokémon… ¿prehistórico? Espera, ¿había estado durmiendo? ¿Por cuánto tiempo? Sus ojos se apagaron y volvieron a encenderse, algo similar a la situación de un pestañeo. Trató de levantar su pesada cabeza del suelo con su largo y amarillo cuello, el cual estaba doblado, caído. A la arena de aquella playa. Entonces se dio cuenta de que la niña no estaba sola. Un simpático Squirtle sonreía sinceramente, mientras le miraba. Estaba mareada…

Espera, ¿siquiera sabe si es hombre o mujer?

— ¿Qué tal si te llevo a casa?

En qué estaba pensando la niña. ¿Qué dirían sus padres? ¿Aceptarían a un Pokémon tan siniestro y extraño como él? No podría soportar que lo echasen de la casa por… no poder acompañar a esa chiquitina. Le había caído bien. Le había salvado.

— Se me olvidó que no podéis hablar… eh… ¿me escuchas?

La mente del pobre Pokémon prehistórico comenzó a nublarse en poco tiempo. Estaba cansado. Ni siquiera se acordaba qué ocurrió para… aparecer allí.

— Decidido, te llevaré, lo quieras o no. ¡Y si mis padres se atreven a hacerte daño, me lo harán a mí primero! ¡Serás uno de mis Pokémon! ¡Juntos para siempre!

La niña rió con dicha, frotando la cabeza verde de Cradily, el cual cerró los ojos antes las caricias, para luego hacer un último esfuerzo en llegar a una casa bajo una palmera, muy cerca del mar.

— ¡¿Un Cradily?! Pero niña, ¡¿TÚ ESTÁS LOCA?!

— ¡Este Pokémon está enfermo, papá!

El hermano mayor de aproximadamente 18 años miraba con intensidad al Cradily que se asomaba por la puerta, con expresión preocupante. El chico, con pelo negro y ojos azules como el cielo, se levantó y se cruzó de brazos.

— Déjale tener al Pokémon en casa. Para una vez que hace algo bueno, ¡se lo reprochan! Odio esta casa, quiero independizarme ya…

Al escuchar aquello, los ojos de la niña se tiñieron con lágrimas, gotas cargadas y rápidas que caían por sus mejillas con velocidad, como en una carrera, cuya meta era el mentón de la chiquitina.

— ¡No quiero que te vayas! ¡Si te vas, iré contigo!

— Alicia, te quedarás con papá y mamá, me independizo para no tener que estar cuidando de…

— Así que soy una carga para ustedes. Una simple carga. Indefensa. ¡E inocente!

El hermano mayor se sorprendió por las palabras de la niña, y una gota de sudor cayó por su sien, a la par que sus ojos celestes se abrían como platos.

— ¡Escúchame! ¡No te hagas la madura! ¡Me voy si quiero, y con quien quiero!

La niña sacudió la cabeza. Quería tirarse al suelo a llorar. A patalear. En ese mismo instante, el Cradily se acercó a la niña y dejó caer sus pétalos marchitos y rasguñados sobre los hombros de ella, mientras que con la cabeza, le frotaba la espalda.

Los padres observaron la escena, atentos, desde la primera palabra que soltó la niña. Se miraron y sonrieron levemente.

— ¿Dónde está mi Squirtle? Tengo que castigarte.

El Pokémon escuchó aquellas palabras, y automáticamente encendió sus ojos verdes centelleantes desde lo más oscuro de su casco, sus pétalos se alinearon en un círculo perfecto y estirado, y comenzó a hacer ruidos semejantes a los de una cremallera subiendo y bajando por su curso. El chico sintió miedo.

— Oliver, este Pokémon ya es mío… Tu Squirtle… ¡es cierto! ¿Dónde está?

El Cradily miró hacia la niña. Allí comenzó la primera y pequeña aventura de ambos. La cual terminó en un chico de veinticinco años. En un sillón. Con un Blastoise al lado. Miles y miles de medallas colgadas como trofeo encima de la chimenea. Y una televisión.

— ¡Bienvenidos a La Liga Pokémon!

No se cansaba de escuchar aquello. Y menos cuando era su hermana la que esta vez, tenía que participar.

— ¡Entra al campo de Batalla: ¡¡ALICE ACKERMAN!!!

El público aplaudía como nunca le aplaudió a él. El público la animaba, no como a él. El público la adoraba.

Y a él no.

Y entonces recordó aquella pelea, aquel fallo.

— Qué inmaduro era —negó bebiendo de su taza de café, y observando cómo el Cradily de su hermana acababa con el último Pokémon del contrincante.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar